COLOQUIO DE VIEJAS COMADRES

INFORMACIÓN TÉCNICA

Autor: Argimiro de la Torre Velasco
Tamaño:  15×22 cm. / 262 págs.
ISBN: 978-84-9001-507-0


Coloquio de viejas comadres es una divertida novela-comedia en la que abunda el
humor y la ironía. Entre sus páginas se lee fragmentos como esto:
“…Esto es inaudito —pensaba con la mirada sobre los trozos de periódico y la
mente en otro sitio—. Es un claro ejemplo que pone de manifiesto la escasa
capacidad del Gobierno para superar la crisis. Porque si al copago de los fármacos
ya impuesto sube ahora el IVA, los mayores consumidores, los jubilados, a
mayor coste de las medicinas tomarán menos, consecuentemente sus vidas
serán menos longevas. Más si por otra parte la subida del IVA en los gastos
funerarios dispara el precio, cabe suponer que las familias que dependan en
parte o en todo de la pensión del abuelo harán todo cuanto puedan para que viva
cuanto más mejor. Por lo tanto, si la intención del Gobierno es rebajar el presupuesto
de las pensiones con estas ridículas formas, además de ser una injusticia
social es un contrasentido que no tiene parangón.”
Enfrascado en esos pensamientos (…) aislado, mentalmente, de todo cuanto le
rodeaba hasta el punto de olvidarse de desayunar, enseguida le surgió un reflejo
de intuición —origen de toda idea, según él— e inmediatamente puso en acción
sus más relevantes facultades mentales: imaginación, ilusión y voluntad; que
comenzaron a actuar con la rapidez y efervescencia con que se persigue un
sueño largamente deseado. Y así, como si su mente fuera un útero reproductor,
concebida la idea fue tomando forma una criatura literaria. Al cabo de un
tiempo, indeterminado, de gestación, no exento de cabreos y sinsabores, la
criatura fue nacida.
“¿Nacida…? ¿Estás seguro? —le sugirió su alter ego.
—¿Nacida, alumbrada, parida, cagada…? ¡Qué más da! Tiene vida.
——O diálogos de este tenor ——
—¿Pasa algo malo, Demetria? —dijo Francisca al verlas llegar algo sofocadas.
—Otra desgracia más, consecuencia de la puñetera crisis —contestó Demetria.
—¿Qué pasa?
—El abuelo Aquilino.
—No me digas que las ha “palmao…”
—Que no casque, pretendemos —dijo Jacinta.

DESCUBRE OTROS AUTORES

SELLOS Y MARCAS EN LA CORRESPONDENCIA COMERCIAL DEL ARCHIVO SIMON RUIZ

Historia

Argimiro de la Torre nació en Rábano (Valladolid) en el año 1936.
Aficionado a la lectura desde joven, no dudó nunca que algún día escribiría un libro, ya fuera sólo que por cumplir con la máxima: plantar un árbol, tener un hijo,  escribir un libro.
Varias veces a lo largo de su vida intentó acabar de cumplir la máxima. Pero no lo llevaría a efecto porque otros proyectos mucho más importantes y obligaciones  de padre de familia reclamaban constantemente su dedicación.
Fue al llegar a la senectud cuando creyó que se daban circunstancias favorables para iniciar la faceta de escritor. Más entonces surgió en el seno familiar un  imponderable de fatales consecuencias, y el propósito de escribir quedaría suspendido sine die. Llegado a un punto reflexiona sobre su propia circunstancia y la perspectiva de futuro y, años más tare, decide hacer de la literatura un menester. Un menester cotidiano e intranscendente que se ha convertido por encima de
cualquier afán, en una agradable, placentera e incluso divertida manera de transitar el tramo final del camino; además de contribuir a ahuyentar de la mente los demonios de la vejez, esos diablejos perversos que susurran al oído de los ancianos que la soledad está a la vuelta de la esquina.
Escritor auto didacta, —por lo que el mismo se denomina “escribidor de historias increíbles”— publica su primera novela, “Una boda
como la de Camacho, casi” en 2014 y este “Coloquio de viejas comadres” en 2015.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

15 + 1 =

Menú