NAVALPERAL DE PINARES (ÁVILA)

INFORMACIÓN TÉCNICA

Autor: Pedro Grande Palomo, director de la edición.
Tamaño:  17×24 cm.
ISBN: 978-84-9001-646-6


Obra compuesta de tres tomos, en la que han participado veinte autores coritos de nacimiento o de adopción. Pedro Grande Palomo, además de ser el Director de la Edición, es el autor del 80% de esta publicación y del 93% de las transcripciones que contiene, además del diseño de las tres cubiertas y de los tres marcapáginas.

Históricamente Navalperal de Pinares (Ávila) tiene sus primeros orígenes en Valbellido y el paso de la Cañada Real Leonesa Oriental por aquel lugar, con la donación que el Concejo de Ávila hizo a Domingo Ximenez en el año 1286 de un heredamiento que iba desde el Arroyo el Cajo por Peñalpino hasta El Herradón.

Esta primera posesión se ensancha con sucesivas incorporaciones de otros territorios hasta quedar conformado todo el término completo. Los herederos, casi 200 años más tarde, le venden a Pedro Dávila Bracamonte en 1473 el dominio solariego, no el jurisdiccional que se mantiene en jurisdicción de Ávila. El señorío solariego implicaba posesión del terreno para aprovechamiento o arriendo, mientras que el jurisdiccional supone dominio y autoridad  sobre los vasallos con ejercicio de justicia, cobro de impuestos y nombramientos de autoridades locales tales como alcaldes mayores y escribanos.

Años más tarde, en 1613 y 1626, pasa íntegramente la jurisdicción al marquesado de Las Navas en la que quedan integrados tanto el señorío solariego, que ya lo tenía, como el jurisdiccional, por compra primero de Valbellido como «término redondo de Nabalperal, Aldea de Ávila» y luego del lugar propiamente dicho, pasando todo el término completo de la jurisdicción de Ávila al marquesado, uniéndose así a Las Navas y Valdemaqueda que ya eran propiedad de dicho señor (Documentos en el Archivo General de Simancas y otras fuentes).

En el siglo XVIII sigue perteneciendo al marquesado de Las Navas, pues en las respuestas dadas en el Catastro de Ensenada se dice a la segunda pregunta que «este lugar de Navalperal es de señorío, perteneciente al Duque de Santisteban, Marques de Las Navas».

Es en el siglo XIX, en 22 de julio de 1805, cuando pasa Navalperal de Pinares a la Corona que se lo expropia al ducado de Medinaceli, casa a la que ya se había incorporado el marquesado de Las Navas.

En el año 1856, el 30 de octubre, se hace la compra al Estado del término completo de «Navalperal y despoblado de Valvellido», compra que pagan los vecinos del pueblo mediante la «redención del censo» que tenían establecido con la Corona en esa fecha y con base en la ley de desamortización del ministro Madoz decretada el primero de mayo de 1855. El precio total de la compra fue 213.300 reales, a pagar en 10 plazos de 21.330 reales cada año (documentos en el Archivo Histórico Provincial de Ávila).

DESCUBRE OTROS AUTORES

OCURRENCIAS LINGÜÍSTICAS. PALABRITAS Y PALABROTAS QUE NO SIGNIFICAN LO QUE PARECEN

Humor, Lenguaje

EN EL ORIGEN

LAS DAMAS DE LA GRAN FÁBRICA

Novela

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

5 × 3 =

Menú